ANAPA | Pollo
39
page,page-id-39,page-child,parent-pageid-74,page-template,page-template-full_width-php,ajax_updown_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-theme-ver-6.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

Pollo

LIBRAS

La carne de pollo es uno de los principales pilares de la seguridad alimentaria y nutricional de los nicaragüenses. El 96 por ciento de la producción de carne de pollo es aportado por la industria nacional. De acuerdo a las cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua la producción nacional de carne de pollo mantiene una línea ascendente al igual que el consumo per cápita.

 

En el año 2012 se produjeron 258.4 millones de libras de pollo, en 2013 se registraron 264.7 millones, en 2014 aumentaron a 278.3 millones y en 2015 se proyecta llegar a una cifra de 282 millones de libras.

 

Los informes oficiales revelan que el consumo per cápita nacional de carne de pollo pasó de 36.7 libras en el 2009 a 45.6 libras en el 2012 y se espera que se mantendrá una tendencia ascendente en 2015 y los próximos años. Las cifras oficiales tienen como meta atender el consumo de 291 millones de libras, de las cuales 283 millones son de producción nacional y el resto de importaciones.

 

En las últimas dos décadas se han realizado importantes inversiones que han fortalecido a esta industria en toda la cadena de producción. Se estima que entre 2011 y 2015 se han invertido 60 millones de dólares en toda la cadena de producción haciéndola altamente competitiva en la calidad y precio de sus productos. Por muchos años el Consejo Agropecuario Centroamericano (CORECA) registra el pollo nicaragüense con el precio más bajo de la región.

La fortaleza de la industria de pollo nicaragüense también se ha evidenciado al enfrentar la libre importación de pollo americano permitido por el tratado de libre comercio entre Nicaragua y Estados Unidos que no ha desplazado las preferencias de los consumidores. Más del 90% del pollo que consumen los nicaragüenses proviene de la producción nacional y menos del 3% de importaciones.

 

La industria se muestra muy sólida en su capacidad de satisfacer la demanda y el consumo nacional de pollo cuyo abastecimiento se garantiza en todos los rincones del país siendo el mercado nacional su prioridad. No obstante la libre importación de este producto es un reto constante al dinamismo de la avicultura en Nicaragua.

 

El pollo es una de las fuentes de proteína más barata que encuentran los nicaragüenses. La industria reconoce que la estabilidad que ha registrado el precio de la carne de pollo en los últimos años ha favorecido al sector, lo que permite que éste sea más accesible y demandado por los consumidores. Igualmente ha sabido producir un producto que se identifica con el paladar de los nicaragüenses.

 

El alza en los precios de otros alimentos proteínicos de consumo masivo también ha contribuido al incremento de la demanda de carne de pollo. En su conjunto, la industria avícola nacional mueve 300 millones de dólares anuales en ventas.